SEQUEDAD VAGINAL. UN PROBLEMA QUE NO TIENE EDAD DE COMIENZO

Es una dolencia crónica y progresiva que puede afectar aproximadamente al 15% de las mujeres pre-menopáusicas y hasta el 60% de las mujeres post-menopáusicas. Muchas mujeres no se atreven a revelarlo por cuestiones de tabú o vergüenza.

En general esta afección está asociada al período menopáusico, como consecuencia de la Atrofia Vulvovaginal (AVV) pero lo cierto es que puede padecerse durante la juventud por circunstancias como el embarazo, medicamentos u enfermedades.

¿ En qué casos se observan Sequedad Vaginal ?

Muchas mujeres durante el embarazo y el postparto sufren de Sequedad Vaginal, debido al aumento de la prolactina (hormona que estimula el desarrollo mamario y la producción de leche). El impacto de la sequedad vaginal y su falta de lubricación generan sobre la actividad sexual, la salud ginecológica y por consiguiente la calidad de vida de la pacientes una inquietud y demanda que se pone de manifiesto en la consulta diaria del médico.

Hasta el momento estas pacientes sólo contaban como opción para contrarrestar el efecto de la falta de lubricación y sequedad vaginal el uso de geles, ya que el reemplazo hormonal es prohibitivo durante el embarazo y la lactancia.

En el caso de la menopausia, el 80% de las mujeres en esta etapa sufren de sequedad vaginal. Los cambios en los niveles de estrógeno pueden causar que el área genital padezca de sequedad, dolor durante las relaciones sexuales y ardor al orinar. También pueden aumentar las infecciones vaginales o urinarias.

Algunos medicamentos también predisponen al padecimiento de Sequedad Vaginal y AVV, como antihistamínicos, usados en pacientes alérgicas crónicas, antidepresivos, Isotretinoína (tratamiento del acné juvenil), anticonceptivos orales y estimuladores de la ovulación, entre otros.

En todos los casos, la Sequedad puede contrarrestarse a partir del uso

De varios tipo de tratamientos:

Colágeno infiltrado en el órgano genital femenino. Cabe destacar los beneficios de este tratamiento  en comparación con otros, como geles lubricantes, cremas hidratantes, y hormonoterapia estrogénica.

2ª Lubricantes y cremas hidratantes: Algunas mujeres con sequedad vaginal prefieren comenzar con el uso de lubricantes vaginales solubles en agua, usados durante las relaciones sexuales.

Sus efectos no son marcados ni duraderos, teniendo un efecto limitado y de corto plazo, ya que no se estaría tratando el problema de base. Además de la dificultad de uso por parte de las pacientes, que deben colocárselo cada vez que van a tener relaciones.

Terapia Hormonal Sustitutiva ( TSH ). La hormonoterapia siempre tuvo como objetivo contrarrestar algunos de los problemas asociados generalmente con la menopausia (sofocos de calor, sudores nocturnos, insomnio y sequedad vaginal) o para prevenir algunos efectos a largo plazo que son más comunes entre las mujeres posmenopáusicas, como la osteoporosis.

La terapia de reemplazo hormonal generalmente comprende el tratamiento con estrógeno sólo o una combinación de estrógeno y progestina (progesterona).

Teniendo en cuenta los posibles efectos secundarios tales como un incremento de riesgo de cáncer de mama entre quienes estaban usando o habían usado recientemente cualquier terapia de reemplazo hormonal en comparación con el riesgo entre quienes no la habían usado.Teniendo en cuenta este punto tan importante hay que ser muy cauto a la hora de decidir usar este tratamiento.

El colágeno infiltrado por manos expertas carece de efectos secundarios y se debería considerar como la primera alternativa para tratar este problema tan frecuente en la mujer.

DR. JOSÉ CÓRDOBA CAMPOS.

CIRUJANO PLÁSTICO.